1. El cinturón Anti-apretones de Zapatero

    Comment
    El ejemplo es un bien tan escaso que nuestros políticos parecen empeñados en guardarlo a buen recaudo por si la crisis va y se lo quita. Total, puestos a recibir palos de la prensa, ¿qué mas da uno que dos, que tres? Lo lleva el cargo. Pues eso, don Petazetas parfece dispuesto a acabar él solito con las siglas de su partido, a saber: ni obrero, ni socialista ni mucho menos español. Y si no, lean, lean…  
  2. Sueño con un mundo no perfecto pero casi

    Comment
    Es lo único que nos permite la abundancia de execrable inmundicia y podredumbre infecta con que nos obsequian los de la corbatita -más o menos estáticos, más o menos encajados en su “mosca”- que se sientan todos los días dicen que a informarnos, desde los “telediarios” que, permítanme el comentario, cada día son más “telemierda”. Mierda amarilla: Que si la folflórica de turno llora a su amor perdido que se la ha pegado con el bailarín con falso rol de...
  3. Garzón deshoja la margarita más podrida de la Democracia

    Comment
    Como tantas y tantas veces nos han advertido mamá y papá al desayunar, comer, merendar o cenar, Baltasar de mis entretelas… con las cosas de comer no se juega. Y tú andas zascandileando con cacerías mediáticas (las otras las haces con ministros socialistas) como niño con pelota nueva… El pueblo español, tomado por idiota por muchos otros antes que tú -recuerda aquél que cometió el mayor fraude procesal con cierta super-expropiación, o aquél otro que confundió el terrorismo de Estado...
  4. La huelga que no lo es de jueces y magistrados

    Comment
    Los españolitos de a pie -los que si se nos ocurre protestar escaqueándonos del trabajo contamos con la seguridad de un puntapié en las nalgas- asistimos hoy boquiabiertos a la primera huelga en firme, declarada públicamente y difundida a ls cuatro vientos con la consabida consigna de “pobrecitos los jueces con lo que nos quieren ellos”… Ala, a hacer puñetas la defensa de los derechos de los ciudadanos. Hoy, delincuentes y jueces se reparten mutuamente toques con el codo en...