TVE monta un NO-DO en la Final de la Copa del Rey

no-doCada día el “Ente” me sorprende más… Por cierto, no quisiera tener que recordar la promesa hecha por el señor Zapatero de que próximamente TVE dejará de financiarse con publicidad… Y no quisiera constatar que eso ocurre a costa de algún tipo de canon al más puro estilo SGAE -¿os imagináis? “por cada tertulia del corazón, 4 euros…” Puede ser impresionante-. Nada, nada… tonterías, fruslerías, nimiedades… Lo de ayer sí que da miedo; más que un chiste contado por Rajoy.

Porque lo que nunca, ni en mis peores pesadillas -magreo con la Blasa en tanga aparte, claro- habría imaginado nunca que iba a volver a presenciar en la Televisión de todos, la que sale de nuestro por cierto raquítico riñón, una manipulación de la verdad tan flagrante, partidista y fascista como la que pude comprobar durante la retransmisión de la Final de la Copa del Rey, pero vaya por delante que esto ha sido un cúmulo de despropósitos desde el principio.

Y me explico: ignoro cuál fue esta vez la cabeza “pensante” del esperpento suicida “yomencargodelaprensa.com” a la que se le ocurrió difundir a bombo y platillo, el día anterior al evento, que la megafonía de Mestalla iba a pasar el protocolario Himno de España “a toda pastilla” para intentar “tapar” los pitidos que, a buen seguro, iban a poblar las gradas del estadio con el consiguiente bochorno para Sus Majestades los Reyes. Primer y craso error, porque si a alguien no se le había ocurrido montar el trifostio, se le acababa de animar a hacerlo con el preceptivo “pa cojones los míos”.

El segundo error: la retransmisión televisiva, “por si aca”, comienza cuando ya ha terminado lo del Himno y que, efectivamente, ha sido escenario de una sonora pitada por no hablar de “afortunadísimas” pancartas como la ya famosa “Godbye, Spain”, a la que yo personalmente contestaría aquello de “no caerá esa breva, la de que os larguéis con viento fresco, gorrones”. Y como si el respetable fuera “gilipollas”, se da por hecho que es que esta Final es así, sin acompañamiento musical ni nada. Los locutores ni se molestas en comentar nada -cualquiera se la juega, claro-.

Y por fin, el error que me devolvió a los tiempos de Franco inaugurando pantanos: Propaganda al más puro estilo “Fraga en la playa con una carpa por calzones”, vaya. Justo antes de comenzar la segunda parte, pegado como antiguamente, a base de celo y sin usuario ni contraseña, nos añaden las imágenes, oportunamente manipuladas, del momento del Himno con primeros planos “convenientes” para la frágil sensibilidad de los españolitos de a pie -el del hincha del Athletic con la mano en el pecho, rollo “Obama es mi Pastor, nada me falta” es de palomitas, cocacola y cleenex moquero- otros planos estratosféricos en plan “por mis huevos que no leéis lo que dice en las pancartas”, una imagen de la cagada de la paloma que se acaba de posar en el césped, mi prima la de Jumilla bostezando por soleares… Sólo se me ocurre una palabra, pero diré tres porque me siento generoso: vergonzoso, vergonzante, fascista.

¡Toma ya dosis de dominio mediático! ¡Maaaarchando una de lavado de cara torpe, prepotente e insultante! Como cuando la SGAE “perdonó” su impuesto revolucionario al niño enfermo de Almería cuando se vió la que se le estaba viniendo encima, el director de deportes del “Ente”, Javier Pons -de los Pons de toda la vida- ha sido destituído de forma fulminante… pero ya es tarde. Se os ha visto el plumero, panda de casposos fascistas… Ala, disfrutad del “momentazo” aquí abajo:

httpv://www.youtube.com/watch?v=xbHOQiU4rXQ

Add a comment